MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

jueves, 10 de agosto de 2017

TEMAS AJENOS QUE NO ME PERTENECEN


Nunca me meto en temas ajenos, mucho menos opino de situaciones íntimas que no me pertenecen, y muchísimo menos, comento detalles puntuales de sucesos pasados de terceros, ni hablo nunca nada personal de nadie, NUNCA, DE NADIE. Si algo caracteriza mi personalidad, además de ser impulsivo, leal, sincero y pasional, es el hecho de ser discreto y reservado, pero me veo en la obligación de clarificar una circunstancia en la cual me han mencionado y no tengo absolutamente ninguna participación, más que la de haber mantenido una férrea amistad hace muchos años, con quien hoy es un actor, productor y director artístico destacado: Adrián Suar, que además de ser alguien popular y representativo del medio televisivo, teatral y cinematográfico, fue mi amigo, un amigo al que quise mucho, de quien, a su vez, me sentí muy querido y con quien, con el correr de los años, dejamos de frecuentarnos. 
No voy a ponerme a analizar conductas, formas y estilos de los demás, cada uno sabe quién es y qué hace con su vida, como yo con la mía; solo quiero aclarar públicamente que mi amistad con él siempre fue sincera, abierta, franca, noble y generosa, sin intereses de por medio, por lo menos de mi parte, como todas las relaciones de amistad que conservo. Algunos medios se han hecho eco de un tema suyo puntual que lo tiene como protagonista junto con Araceli González y Griselda Siciliani, y entre tantos comentarios y versiones, mencionaron mi nombre, dejando trascender circunstancias particulares que forman parte de un tiempo lejano, que por más distante que sea, no deja de ser un lindo recuerdo de nuestra juventud. Desconozco quién o quiénes relataron pormenores al respecto, pero quiero dejar en claro que NO FUI YO. Lo dejo aclarado para que no existan malas interpretaciones ni elucubraciones de ninguna índole. Muchas gracias.

DISCOGRAFÍA