MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

domingo, 28 de octubre de 2012

TE QUIERO, MARTÍN QUERIDO!


Este espacio que dedico a la gente que quiero es una satisfacción personal que me doy y un motivo más para compartir con los que me visitan por aquí cuando pueden o quieren. Hoy, la persona a la cual le dedico este segmento que titulo afectuosamente “Te Quiero”, es para un amigo de toda la vida, o casi toda la vida, ya que nos conocemos desde que íbamos al colegio primario en el Instituto Lange Ley. Estábamos en grados diferentes, él era de los de “A” y yo de los de “B”, no nos relacionábamos mucho por esos primeros tiempos de conocimiento escolar; las temporadas fueron pasando, nosotros íbamos creciendo y un hecho policial, determinó que nuestra amistad sea para siempre.
Si escribiera en algún diario sensacionalista, podría titular la siguiente anécdota como “Le salvó la vida y fueron como hermanos”, porque en realidad, Martín Guerrero (de él se trata) salvó mi pellejo adolescente de una “patota” o lo que es lo mismo: una barra de muchachos complicados, prepotentes y peligrosos que se juntaban en la plaza Malabia del barrio porteño de Palermo, lugar donde vivíamos y asistíamos al colegio. Según cuenta la leyenda, uno de estos muchachotes bravos que utilizaban su tiempo libre en juntarse a molestar, provocar y pelear, gustaba de una chica del Lange Ley que, decían los rumores estudiantiles de la época, se ilusionaba conmigo sin yo saberlo. Como el integrante de la impetuosa pandilla, no era correspondido y estaba al tanto del motivo de su rechazo por parte de mi compañera, no tuvo mejor idea que planificar una emboscada para asustarme y acuchillarme; sí, como lo leen: acuchillarme, navajearme, cortarme, herirme. Martín, que por ese entonces ni siquiera tenía relación conmigo, se enteró del plan siniestro por medio de un conocido que vivía cerca de él y también formaba parte de otra barra (la de plaza Las Heras) y no dudó en informarlo a sus padres, quienes a su vez lo hicieron con la dirección del colegio. Así fue que citaron a mis padres para comentarles los hechos y mi viejo planifico una estrategia para atrapar a los amenazantes mensajeros, dejándolos avanzar en su intento hasta interceptarlos cuando quisieran acorralarme.
Esta pequeña historia, es el comienzo de nuestra amistad firme y duradera con Martín Guerrero, hijo de Francisco “Pancho” Guerrero y Noemí Rosa Castro, conocida popularmente como Dorys Del Valle. El destino y la vida misma, a veces se empeñan en coincidir relaciones y circunstancias, ya que nuestros padres se conocían mucho por el hecho de trabajar en el mismo medio y hasta habían ganado un premio Martín Fierro juntos, por un programa realizado en Canal 11 con un show especial del cantante francés Gilbert Becaud, quien había venido por primera vez a la Argentina contratado por mi viejo. “Pancho”, el papá de Martín, un reconocido y legendario director de cámaras integral de nuestra televisión, fue el que tuvo a su cargo la dirección del ciclo que mi padre produjo. Y varios años después, se reencontraron sin saber mutuamente que nosotros éramos hijos respectivos de uno y otro.
A partir de esta inesperada situación, nuestra amistad fue creciendo día a día, semana a semana, mes a mes, año tras año y así pasaron casi 40 temporadas. Mucho tiempo juntos hemos pasado de nuestras vidas, infinitos momentos compartidos que hicieron más fuerte nuestra unión, sueños en común que a veces llevamos a cabo y otras veces, dejamos en el camino, hechos de índole personal, familiar que acrecentaron nuestra relación de amistad, frustraciones y logros mutuos que acompañamos en forma recíproca, sucesos tristes y alegres que sufrimos y festejamos juntos, en fin… innumerables vivencias entrelazadas que siempre tuvieron, tienen y tendrán, seguramente, el humor, la diversión y la felicidad como denominador común.

Si debo resaltar algo característico de la personalidad de Martín, es su histriónico manejo de la anécdota y la natural gracia que posee para describir hechos y situaciones; es imposible encontrarme con él, sin reírme, sin divertirme, sin pasarla bien. Tiene un Don natural para alegrarme y hacerme disfrutar risueñamente cada vez que nos vemos y creo que a todos los que lo conocen, les sucede lo mismo. Con él, me pasa algo que no me ocurre con nadie, tengo códigos tácitos que no sostengo con otra persona; Indudablemente, la confianza y el cariño que nos tenemos colaboran para esto, pero también creo que nos unen tantas cosas desde tan chiquitos y nos conocemos casi de memoria, que es casi fundamental para este acontecimiento. Martín es el único amigo que conservo de mi infancia en forma cotidiana, diaria y pienso que esa “hermandad” elegida entre los dos, nos mantiene implícitos rodeados de secretos y recuerdos.
Su familia es la mía y la mía, la suya. Dorys, su mamá, me ha visto crecer y Celia, mi vieja, fue testigo de su desarrollo; Fernanda, su hermana, fue, es y será la mía en muchas ocasiones y Luciano (Lucky), mi hermano, también el suyo en tantas otras, su abuela Rosita, fue mi abuela también y mi Nonna, su Nonna igualmente, mi viejo Orlando, lo quiso entrañablemente y siempre lo destacó especialmente entre mis amigos, “Pancho”, su padre, asimismo me brindó afecto y preferencia, Emilio (Disi), con quien él convivió durante casi 20 años, también siempre me demostró calidez y privilegio. Si de afectos hablo, el mío por su madre, Dorys, es vasto y sincero, ya que la quiero mucho por su calidez, nobleza, honradez y tenacidad, además de haber llevado adelante durante toda su vida, la bandera del trabajo y el sacrificio, herencia de su madre Rosita, a quien recuerdo siempre con enorme amor por haberme dado desde chico hasta sus últimos días tanto cariño y ternura. Completando la trilogía femenina familiar de Martín, está Fernanda, mi querida Fer, que se caracteriza por su bondad y sensibilidad y por quien siento también mucho cariño.
 
Volviendo a nuestra amistad, Martín y yo, nos hemos caracterizado por ser leales a nuestros principios y sentimientos, respetándonos recíprocamente, a pesar de tener, muchas veces,  distintos puntos de vista; no es nada fácil sostener relaciones por tanto tiempo de manera sólida y genuina, somos humanos y seguramente no coincidimos en todo, pero nosotros hemos sabido llevar adelante nuestro apego y compañerismo con armonía, y también con algunos espacios de paréntesis, distanciamientos pasajeros, que el tiempo y el amor bien entendido de amigos que establecemos desde hace tantos años, nos volvieron al afectuoso lugar de siempre.
Tendría que utilizar mucho más lugar en este blog para volcar aquí todo lo vivido junto a Martín Damián Guerrero, pero me basta y sobra, por ahora, dedicarle estas líneas y decirle de manera pública y abierta que lo quiero enormemente, tanto como sé que él me quiere a mí.
¡Feliz cumpleaños!
    ¡TE QUIERO, MARTÍN QUERIDO!

6 comentarios:

  1. Que lindas y ciertas tus palabras querido hermano, estoy tan emocionado que no puede mas que decir que te quiero con el alma ! Tu amistad y carinio da sentido a mi vida ! Graciassss !!

    ResponderEliminar
  2. Es tan lindo leer lo que escribís, con tanto afecto y admiración por cada ser que marca o marcó tus días para siempre.... Resumiendo lo que acabo de leer pienso .. Martín, indudablemente, ha sido tu Ángel de la Guarda.
    Buena Semana..!!!!

    ResponderEliminar
  3. que bueno que puedas tener una amistad asi Orlando querido!! Es muy linda tu actitud de dar a conocer tus sentimientos por la gente que queres!!! Te felicito por tu alma, por tu carrera y por tu vida!!!!

    ResponderEliminar
  4. Que lindo lo que escribiste...Los disfruto mucho cuando estan juntos.
    Me encanta verlos juntos.
    Los quiero.

    ResponderEliminar
  5. Son hermanos de la vida porque asi lo quiso el destino. Dos hermosos como personas y como hombres

    ResponderEliminar
  6. HAY ORLANDITO ME HICISTE REIR Y LLORAR . CUANTAS ETAPAS DE LA VIDA, CUANTAS FOTOS DEL AYER. SOS UN GROSO COMO MARTIN QUE PARA MI TAMBIEN ES MI HERMANO DEL ALMA, NO TE PONGAS CELOSO NO TE SACO EL TITULO JEJEJEJ TE QUIEROOOOOOOOOO Y COMO SIEMPRE QUIERO LO MEJOR PARA VOS.BESOTESSSSS

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA