MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

martes, 9 de octubre de 2012

UN AÑO YA...


- “Te extraño - Necesito. Nada resulta fácil apartar de mis pensamientos los recuerdos vividos juntas. Este sentimiento de vacío que me has dejado…, con una culpa de que YO ESTOY ACÁ…, SIN VOS…, SIN MI COMPAÑERA, AMIGA…, SIN MI PROPIO SER” -.
Estas palabras las escribió Noemí Serantes y están dedicadas a su hermana Liliana, que hace exactamente un año, partía físicamente de este mundo terrenal.
Indudablemente, el dolor no se puede regular, la tristeza no se puede remediar, la angustia de no tenerla, verla ni tocarla más, no se puede manejar, pero su alma, espíritu, alegría, nobleza, bondad y rectitud en la vida estarán siempre con Noemí, sus padres, sus otras dos hermanas, su marido y sus hijos.
Un año ya, que pasó velozmente, inmerso en la vorágine cotidiana, recalando en la ausencia física y también acentuando la pérdida querida, adorada, tierna de una mujer genuina como Liliana, que siempre brindó alegría, buena energía, solidaridad hacia aquellos que la rodeaban en forma personal y profesional.
Un año ya, que para su familia, imagino, será un hueco profundo en sus almas, muy difícil de ocupar, porque ella generaba todo lo que las personas buenas gestan: cordialidad, misericordia, amabilidad, tolerancia, sensibilidad, ternura, humanidad… en fin, todo aquello sano y bueno que se encuentra en personas bien intencionadas como Liliana y también como Noemí. Porque si hablo de una, también me refiero a la otra, ya que además de haber nacido juntas, recorrieron su vida unidas en lo profesional y por supuesto en lo personal. Compañeras desde siempre, más allá del destino, siempre aliadas, fusionadas como Nu y Eve, como Liliana y Noemí o como Lili y Mimi.
John Lennon creía que todo lo que necesitamos es amor, pero que no sabía si con solo decirlo bastaba; todos los que conocimos a Liliana y también a Noemí, sabemos que ellas siempre estuvieron rodeadas de amor, entre ellas, con sus seres más cercanos y también con sus amigos queridos; no solo daban y recibían amor, siguiendo la idea de Lennon, sino que además de encargarse de decirlo, se ocupaban de desparramarlo constantemente. Hoy, ese legado amoroso lo continúa Noemí, que a pesar de la profunda pena que sobrelleva por no prolongar el sendero de la vida junto a su otra mitad (como ella la denomina a Liliana), mantiene latente su imagen, su recuerdo y su figura, no solo por el parecido físico sino también por custodiar y hacer perdurar su programa radial “SerAntes… con todo” de lunes a viernes entre las 14 y 16 horas en Radio El Sol AM 1450 www.radioelsol.com.ar
Mi recuerdo cariñoso, sentido y sincero para la entrañable Liliana Serantes en este triste primer aniversario de su ausencia física. Un saludo franco y efusivo para toda su familia. Y todo mi amor para Noemí, querida compañera y amiga, de quien siempre estaré a su lado, para lo que me necesite.
Estuviste, permanecés y te mantendrás siempre en nuestros corazones, Liliana querida.

4 comentarios:

  1. Que lo parió!!! Me hiciste lagrimear!!! Un beso Orlando. Sos un grande de verdad!!!!

    ResponderEliminar
  2. Me hiciste emocionar... Eran unas genias. La partida de los que queremos, nunca terminan de curar. Que lindo homenaje. Gracias por compartirlo. Abrazo, Orlando!

    ResponderEliminar
  3. SOS GENIAL ORLANDO.... ME EMOCIONASTE... TE ESPERO UN DIA EN LA RADIO...

    ResponderEliminar
  4. muy emotivo orlando. nu y eve forman parte de nuestras vidas y siempre estaran con nosotros como vos bien decis. me emocionaste mucho. un beso enorme.

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA