MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

lunes, 30 de diciembre de 2013

¡ARMONÍA, EQUILIBRIO Y AMOR! ¡FELIZ 2014!

Apenas quedan un par de días para cerrar el 2013 y como de costumbre, cuando se acercan las últimas jornadas del año, hacemos balances, reflexionamos sobre lo ya realizado, evaluamos lo que está por venir y se entremezclan las sensaciones; recorremos distintos estados de ánimo  que hacen de los sentimientos surgidos en forma natural, un recorrido activo por los vaivenes de la cotidianeidad y el futuro. Repasamos los hechos positivos, los inoportunos, los momentos felices, los inconvenientes, los sucesos alegres, sorpresivos, divertidos, molestos, los reencuentros, desencuentros, las circunstancias placenteras, las discusiones, los amores, desamores, nostalgias, recuerdos, esperanzas, sueños, realidades… en fin… lo de siempre, lo que todos transitamos año tras año.
Lo que más valoro de este repaso al que hago referencia, es que una gran mayoría de personas lo hacemos despojados de cargas externas, conflictos y beligerancias, rescatando lo positivo, lo auténtico, lo provechoso, sin dejar de lado los tristes acontecimientos sociales que vivimos en nuestra querida Argentina desde hace algunas semanas, que afectan a muchos ciudadanos y lamentablemente intensifican y exacerban antinomias políticas y puntos de vista alejados, muy distantes, casi irreconciliables, de manera penosa y angustiante.
La mejor forma de recobrar la armonía, el ánimo, los buenos deseos, es a partir de la calma, la concordancia, la inteligencia y el equilibrio, sin perder nunca el objetivo del bien común, de la unidad, el entendimiento y la fraternidad, por más que ciertas injusticias sociales existan y por momentos, nos sobrepasen y provoquen ira.
No me he transformado en un pensador reflexivo budista, ni en un discípulo directo de Mahatma Ghandi, aunque mucho me gustaría acercarme a su filosofía y llevarla a la práctica en el día a día (pero se hace difícil), solamente intento resguardarme y preservar a los que quiero y me quieren, y también a aquellos que están cerca mío, de las energías negativas y los malos pensamientos, porque estoy convencido que todo lo que uno genera para bien, vuelve bien y aquello que se acompaña con rencor, desprecio y rabia, regresa también del mismo modo.
Si lastimamos o defraudamos a alguien, siempre, lo mejor es pedir perdón, de la misma manera que es muy gratificante perdonar a quienes quizás hayan actuado igual con nosotros; nadie es perfecto y ninguno hace todo bien, así que creo que es muy saludable para el espíritu y el alma, intentar llevar a la práctica esta idea, aunque sea una actitud egoísta, por el solo hecho de sentirse bien uno, ya que además podemos generar algo parecido en el otro.
“Ama a tu prójimo como te amas a ti mismo” sentenció hace dos mil años Jesús de Nazareth y cabe preguntarse dadas las actitudes y circunstancias actuales de la humanidad: ¿Cómo hacer para amar al prójimo si ni siquiera nos amamos a nosotros mismos? Simplemente, es una reflexión que comparto con los que se acercan por aquí de vez en cuando, porque desde hace un largo tiempo a esta parte, me da vueltas por la cabeza la idea frecuente, insistente, de hacer el esfuerzo por tratar de ser mejor persona cada día, aunque no esté de moda, ni tenga repercusión mediática, ni sea noticia, ni salga en televisión. Es lo que trato de inculcarles a mis hijos, lo que pruebo llevar a cabo a diario en la medida de mis posibilidades y lo que les sugiero que hagan, aunque sea, reitero, por individualismo y bien propio.
A nivel personal, debo agradecer la fortuna de contar con salud, fundamentalmente, y tener el amor de mi familia, amigos y todos aquellos que gracias al contacto directo que facilitan hoy las comunicaciones, me hacen saber su cariño, afecto y calidez desde distintos lugares del mundo que he tenido y tengo la suerte de recorrer con mi profesión desde hace tanto tiempo. Gracias por hacerme llegar su aprecio y sentimiento a todos los que me escriben desde Uruguay, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Perú, Paraguay, República Dominicana, Nicaragua, Venezuela, México, Estados Unidos, España, Italia, Grecia y algún otro país que quizás me queda en el tintero. Gracias, también a mis amigas y amigos de Argentina que siguen compartiendo calurosamente mis canciones, a quienes les debo ese cariño firme y duradero.
Les deseo una buena vida a todos, nos deseo lo mejor en conjunto, que podamos seguir soñando, deseando, anhelando y que esos sueños, deseos y anhelos se vayan haciendo realidad, a pesar de los esfuerzos y contrariedades, que se puedan ir cumpliendo los objetivos planteados con salud, amor… y un poco de dinero, ¿por qué no?, rodeados de la gente querida, recordando a los ausentes amados y disfrutando la vida con fe y optimismo.
¡FELIZ 2014!

11 comentarios:

  1. Querido Orlando FELÌZ 2014!!!! Besos y abrazos!

    ResponderEliminar
  2. FELICIDADES!!!Orlando!!! abrazos y cariños desde Mar del!!!!

    ResponderEliminar
  3. FELIZ AÑO CAPO!!!! ME ALEGRO QUE ESTÉS CON TODA LA POLENTA!!!! AGUANTE NETTI!!!!

    ResponderEliminar
  4. Nelly Susana Fuchila30 de diciembre de 2013, 7:25

    FELIZ AÑO PARA VOS Y TU FLIA ORLANDO!!! BESOS

    ResponderEliminar
  5. FELICIDADES AMIGO !!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. FELIZ 2014 ORLANDO.....

    ResponderEliminar
  7. Roberto Villamar Tinajero30 de diciembre de 2013, 10:09

    Un Feliz Año Orlando. Muchos éxitos y que Dios nos permita tenerte en Ecuador disfrutando de tu talento, carisma y hermosas canciones. Un abrazo!.

    ResponderEliminar
  8. Bety La Incondicional30 de diciembre de 2013, 22:05

    buen año lleno de exitos

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA