MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

miércoles, 17 de abril de 2019

VAIVENES, CORRUPCIONES E IDEOLOGÍAS

Más allá de los vaivenes de cada gobierno, las corrupciones existentes en todos los países y las ideologías políticas de cada quien, la muerte de Alan García es todo una conmoción, no solo por haber sido dos veces Presidente de Perú, sino por los motivos que lo llevaron a su decisión fatal y la forma de haberlo hecho. 
Lo conocí en diciembre de 1985, a seis meses de haber asumido su primer mandato, en pleno auge, posicionado como el Presidente más popular de Latinoamérica. 
Fue en una recepción realizada en el edificio de Petro Perú, brindada a los artistas que habíamos participado de un evento benéfico en favor de los niños minusválidos. 
Junto a su mujer, Pilar Nores, fueron anfitriones muy cordiales y amables. Me dieron una plaqueta en agradecimiento por la colaboración artística y compartimos ese momento afable junto a varios representantes de la cultura. 
Muchos lo reverenciarán, otros tantos, lo repudiarán, nada sorprendente, nada a lo que la política no nos tenga acostumbrados. El testimonio fotográfico recuerda aquella ocasión que significó ser recibido, por primera vez, por un Presidente de una Nación tan querida por mí, como Perú.
Alan García Pérez - 1949/2019 - Q.E.P.D.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DISCOGRAFÍA