MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

martes, 21 de agosto de 2012

MISERIAS HUMANAS DE BAILE Y SHOW


Acabo de ver en un portal de Internet la grabación de ayer del segmento protagonizado por la periodista de espectáculos Marcela Coronel y la modelo Verónica Perdomo en el programa “Este es el Show”, donde sin escrúpulos ni resquemores, la panelista Coronel y el conductor del ciclo José María Listorti, quien sirve de aliado supuestamente inofensivo, pusieron en duda la forma de hablar de la participante que baila en el ciclo producido por Marcelo Tinelli, “Bailando por un sueño”.
Para informar rápidamente al lector de la desagradable y miserable actitud de los empleados de Ideas del Sur ante Verónica Perdomo, les resumo: La chica, en 2009, a sus 26 años, sufrió un ataque cerebrovascular (ACV) que la tuvo en coma durante un mes, se sobrepuso a un diagnóstico extremadamente pesimista de vida, superó una traqueotomía por un edema pulmonar, volvió a caminar y volvió a hablar, después que le dijeran que no iba a poder hacerlo nuevamente. Se le suma a esta penosa circunstancia por la que atravesó Verónica, la muerte de su padre durante su recuperación y el posterior fallecimiento de su hermano, unos meses más tarde. Desgracia sobre desgracia sobre desgracia.
El ataque cerebral es una afección causada por pérdida súbita de flujo sanguíneo (ACV isquémico) o por el sangrado (ACV hemorrágico), justamente en el cerebro. En cualquiera de estas dos situaciones, las neuronas pueden debilitarse o morir por falta de oxígeno en las células nerviosas. Como consecuencia, las partes del cuerpo controladas por las regiones del cerebro afectadas, también dejan de funcionar. Los efectos de un ataque cerebral son, a menudo, permanentes, ya que las células cerebrales muertas no se pueden reemplazar. Por medio del reconocimiento temprano de los signos de un ACV y la búsqueda inmediata de atención médica, se pueden reducir considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad; si no se atiende a tiempo, las consecuencias son dramáticas y casi irreparables.
Esta breve explicación del ACV y lo que le pasó a Verónica Perdomo, es para ponerlos en situación de lo que ha tenido que vivir esta hermosa mujer, por lo que sufrió y sigue sufriendo, ya que su rehabilitación para recobrar el habla en forma coordinada y fluida continúa en la actualidad. Ha tenido grandes avances y las dos foniatras que la asisten dan fe del esfuerzo, las ganas y la lucha que ella vuelca en su recuperación día tras día.
Hasta aquí una historia fuerte, muy difícil y trágica que por propio valor, designio de Dios o destino, Verónica está superando repleta de bondad, dulzura y ternura, cualidades características de su personalidad sensible y benévola.
Lo que le hicieron en el programa de Canal 13, lo que le originó primero Marcelo Polino, después Marcela Coronel y más tarde consintió Listorti es lisa y llanamente una actitud miserable, despreciable, perversa, que pone en evidencia el bajo nivel moral que tienen algunas de las personas que producen e intervienen en esos programas. No existe exculpación cierta para defender la postura intimidante e interrogante de la miserable panelista y el miserable conductor, ya que aunque sean empleados obsecuentes de sus jefes, no tienen el mínimo reparo en pensar el daño que le pueden provocar a esta sufrida chica.
Coronel, puso en duda el hablar dificultoso que por momentos tiene Perdomo en distintos pasajes de “Bailando por un sueño”, haciendo referencia a una posible simulación o exageración de su expresión oral para ganarse la lástima y más adeptos en el certamen televisado. Verónica se angustió mucho y sin poder contener su incertidumbre y congoja, se puso a llorar muy apesadumbrada, siendo contenida y consolada por sus foniatras presentes en el estudio y Connie Ansaldi.
La petulante Marcela Coronel, no solo mantuvo su postura de dura inquisidora, sino que además se hizo la ofendida cuando Verónica, entre lágrimas, le respondió que no podía creer que pensara eso de ella. – “¿Cómo pensás que finjo? Yo no miento. Vos seguramente mentís. No puedo creer tanta maldad” - y Coronel, con su misma postura desafiante afirmó: - “Si vos querés rebajarme para salvarte vos, hacelo. Yo soy una gran persona y me permito dudar de vos como de cualquiera” -.
No voy a analizar ni siquiera una posible justificación del hecho; ni por raiting, ni por morbo, ni por maldad, ni por ignorancia, ni por perversidad, ni por crueldad, ni por vileza que tengan los autores intelectuales de este maltrato televisivo.
Si bien la televisión de hoy está sumergida en la absoluta vejación moral de los que se prestan al juego, no se puede entender que sea por lo que sea, personas profesionales como Coronel y Listorti, provoquen y/o accedan a semejante canallada y que los jerarcas responsables del canal, gerentes de producción y jefes directos de esta gente, sean cómplices o generadores maquiavélicos del triste y vil contenido.
Me resisto a aceptar esta lamentable realidad mediática, donde todos parecieran formar parte del circo en mayor y menor medida, excusando o comprendiendo situaciones como éstas, que me merecen el mayor desprecio y rechazo.
Después de la trascendencia que adquirió el funesto tema y revuelo que produjo en redes sociales, radios, diarios y portales cibernéticos, Marcelo Tinelli le manifestó su enojo al equipo de producción por lo que pasó con la modelo y le pidió perdón públicamente, Marcela Coronel también le pidió perdón a Verónica Perdomo, José María Listorti también le pidió perdón, pero no hay perdón que valga ante esta miserable conducta y si existieran las disculpas por parte de la indefensa, ofendida e injuriada Perdomo, los espectadores, los pares y todo aquel que se interiorice del tema en cuestión, por lo menos, debería señalarlos como miserables, porque eso son: Miserables.
En RATINGCERO.COM, la página que ellos mismos escriben, producen y dirigen, los periodistas de espectáculos Adrián Pallares y Rodrigo Lussich, reflexionaron sobre los límites que la televisión impone en estos tiempos modernos. Aquí, lo que consideraron al respecto:

ADRIAN PALLARES
1- Porque muchas cosas dejaron de ser importantes y dignas de ser respetadas; en la televisión de hoy, y cada día, el tema se pone más complicado y se cruzan nuevos límites.
2- Antes, hablar de enfermedades y de muerte era de mal gusto, hoy son moneda corriente en cualquier debate de televisión.
3- Porque antes sólo en algunos programas se hablaba de chimentos, ahora hasta en los programas políticos se usa más el rumor que la información real. Los límites del respeto y la ética han desaparecido.
4- Enfrentar al juego mediático a gente que no está preparada para eso también es subir el listón; agredir y buscar confrontación porque sí, es propio de la televisión sin límites.
5- Porque cuando uno ve lo que hizo tal vez en su programa, y me ha pasado, y le da vergüenza, es que saltamos cualquier frontera permitida.
6- Cuando sin querer, o queriendo tal vez, se mortifica a alguien, es tarde para pedir perdón.
7- Porque cuando el que está enfrente en lugar de un entrevistado es un enemigo, las cosas nunca pueden terminar bien.
8- Porque hay gente que "juega a la pelea" y hay otra a la que empujan a ese lugar en el cual "son molidos a palos sin escapatoria".
9- Porque uno compara la televisión de hace 6 años atrás, no más tiempo, y se da cuenta que nos estamos yendo a la mierda.
10- Porque un día vamos a descubrir que tenemos que hablar de nuestras propias miserias para llamar la atención de la gente, y ese día tal vez sea demasiado tarde para pedir disculpas.
Sin ser dramático, el límite cada vez está más difuso, confío en el criterio del público cuando ve que hay excesos, enseguida pega el volantazo y deja de ver eso que tanto ofende y duele, que se ve en televisión últimamente.


RODRIGO LUSSICH
1 - La tele es una especie de auto de Thelma y Louise avanzando por el Gran Cañón del Colorado rumbo al precipicio, pero el límite hacia el vacío parece correrse un poco más y más.
2
 - Quienes firmamos estas notas somos parte de esa tele y lejos estamos de pontificar, moralizar o señalar con el dedo; que estemos en el medio no impide que podamos reflexionar sobre ello sin que por eso dejemos de saber la cuota de realidad que nos toca.

3 - Hay que decirlo: la tele refleja parte de una sociedad y sus matices; hay mucha tele y muchos canales, pero los líderes tienen mayor responsabilidad y es ahí donde se encuentran los momentos más oscuros.
4 - Como representante de masas, el programa de Marcelo Tinelli replica esos claroscuros: tiene a su disposición la mejor producción de entretenimiento con el animador más importante del país, allí se luce el talento de muchísima gente y allí también aparece lo más cuestionable del medio.
5 - ¿Cuál es el límite? El compilado de miserias expuestas en Showmatch a lo largo de los últimos años no parece dejar clara la respuesta: ayer fue el HIV de Pachano, hoy es cuestionar a Beto César por supuesto "borracho" o a Verónica Perdomo por si finge o no sobre las consecuencias de su ACV.
6 - En el medio de todo eso han pasado infinidad de situaciones, donde se creyó que el límite había llegado y el próximo escalón hacia el desastre llegó después. Pero convengamos que hay mucha tele y muchos límites para romper.
7 - ¿Acaso Policías en acción, como representante de lo peor del ser humano expuesto en primer plano, es un límite? ¿Tentar a los gordos de Cuestión de peso con postres no lo es?
8 - ¿Ver a Oggi Junco en Infama insultando a una panelista -por sólo poner un ejemplo- o a una tal Ana Franco tomando unas copas con la Hiena Barrios -condenado por el homicidio culposo de una mujer embarazada- tampoco?
9 - El regodeo sistematico de noticieros en imágenes e informes de lo más truculentos, ¿qué es acaso? El apogeo y posterior caída de Charlotte Caniggia como representante de la nada misma que alimenta nuestro morbo, ¿qué significa sino...?
10 - Eterna será la discusión del huevo y la gallina: ¿la gente quiere ver todo esto -el rating parece decir que sí- o esto es lo que damos y entonces la gente lo mira? ¿La televisión tiene que tener moral o para eso está el público al elegir verla o no? ¿Todo vale en pos de lo que llaman "entretenimiento"? Reconozco que el límite se corrió y soy tremendamente escéptico al respecto. Y además, sepan disculpar, soy pesimista: lo peor está por venir.



Y Luis Bremer, en su portal PARTEDELSHOW.COM.AR opinó:

LUIS BREMER
Los mercenarios del show del mal gusto son aduladores profesionales disfrazados de comunicadores o artistas. Aplauden, callan y obedecen. No buscan mayor identificación que estar alineados con uno de los programas más vistos de la televisión.

Pasan de "funcionales" a "mercenarios" cuando rompen cualquier encuadre en función de defender al gran patrón que zapatea en el barro y pretende nunca mancharse la cara. Denostan a los críticos del "modelo televisivo" en el que están, injuriándolos al decir que opinan de esa manera por que "se mueren por entrar al show".

Son "fusibles", pasan y exponen su honra a cambio de un sueldo magro, simulan sadismo en función de un show que excede el verso televisivo. Las justificaciones y dobles discursos son su moneda de cambio y son la represa de contención de las críticas del medio. Todo sea por la promoción de la obrita, las presencias en los boliches o los curritos derivados de "poner la cara".

Muchos pasan con dignidad por el "Bailando 2012" y todas sus sucursales, y otros tantos hacen la reverencia rogando continuidad en el "circo", la genuflexión por el amo mayor tapa sus palabras y sus actos, el temor los invade y el disciplinamiento se adueña de espacios que deberían ser artísticos y el arte se define con la palabra: "libertad".

El caso Perdomo los dejó al desnudo... El show no te ampara ni te cuida de todo, muy por el contrario: te expone de manera cruda.

Luego se invierte la carga de la prueba y salen todos a victimizarse y casi a denunciar, sin decirlo, a la modelo que transitó por un ACV y se está recuperando, como una estratega del juego macabro.

¿Qué queda cuando calla el show? ¿Qué pasa cuando estos sujetos se enfrentan al silencio de sus departamentos o a la mirada de sus hijos o parejas? ¿Qué recuerdo quedará de Tinelli luego de su paso por la televisión popular?

Badía será recordado por siempre como un promotor de artistas populares. Tinelli: ¿Será recordado como el anfitrión arcabucero del infierno mediático?

8 comentarios:

  1. ME DA MUCHA LASTIMA LA GENTE COMO MARCELA CORONEL Y LA GENTE QUE PIENSA QUE ESA CHICA QUE PASO UN ACV SE HACE LA TONTA! SON DIGNOS DE LASTIMA, COMO SE NOTA QUE A NINGUNO DE SUS FAMILIARES LES TOCO.

    ResponderEliminar
  2. No bastan las disculpas Coronel cualquier cosa con tal de que te paguen un buen sueldo. Como hicieron eso es lo mas bajo que se vio en un programa; Coronel no sos catolica pero anda caminando a Lujan que persona que nada le importe que poca moral;y falta de etica!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. que verguenza!!! Tinelli hace cualquier cosa para generar rating. Ese programa saca lo peor de las personas

    ResponderEliminar
  4. une verguenza el maltrato hacia esa pobre chica q ha perdido a su hermano y su padre mientras sufria un ACV. no tienen perdon. una verguenza la tv basura q hacen.

    ResponderEliminar
  5. LA VERDAD DAN ASCO LOS PROGRAMAS DE TINELLI,DISFRUTAN CON LA DESGRACIA AJENA,CUANDO VAMOS A CAMBIAR ESTO Y DEJARLOS DE MIRAR ,LA VERDAD CHICOS YO NO MIRO MAS NADA DE TINELLI Y SUS PRODUCCIONES ,ME ENTERO X LOS COMENTARIOS OJALA NUNCA LES PASE DE TENER UN PROBLEMA DE SALUD X AHI VAN A SABER LO QUE SE SUFRE.

    ResponderEliminar
  6. no soy anonima y tampoco me hace falta sufrir un acv para darme cuenta cuando algo esta mal siento indignacion e impotencia cuando veo personas hacer lo que hicieron lo mismo que con este hombre colombiano me dio verguenza cuando lo escuche decir EN NINGUN PAIS ME TRATARON TAN MAL COMO EN ESTE .. .y eso que me encanta tinelli pero no me dan ganas de verlo mas

    ResponderEliminar
  7. Si son periodistas que entreguen el carnet, hacerse los piolones y debatir con una piba que se le estallo un hemisferio, tres cobardes basuras!!!! inmundicias humanas lacras, dan verguenza de lo abusivos y cobardes!! polino coronel y listonto tres lacras

    ResponderEliminar
  8. la verdad es lamentable q se ponga en duda una cosa asi solo el q tubo alguien cercano con este problema sabe de la lucha diaria de estas personas CORONEL Y POLINO SON DESAGRADABLES ojala nunca tengan q padecer semejante enfermedad FUERZA VERONICA !

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA