MOTIVO

Espacio dedicado a toda clase de comentario libre y espontáneo, despojado de intereses de cualquier tipo (y mujer)

martes, 7 de agosto de 2012

UN DIARIO QUE ABRE LA PUERTA


Hoy descubrí el blog de mi querida Viviana Puerta, actriz, cantante, madre, argentina, de descendencia italiana y belleza exterior e interor. Mal por mí, que recién hoy me encuentro con sus pensamientos, sensaciones y sentimientos, que están volcados en el ciberespacio desde el mes de enero de este año. Mal, digo, porque pasaron ocho meses desde que lo creó y lo vi por primera vez, hoy.
 
Y así como lo vi, empecé a recorrerlo escuchando la música que con fino gusto comparte allí, leyendo sus espontáneos escritos, disfrutando su humor, encontrando parte de su mundo donde se hayan poemas, intenciones, estados de ánimo y emociones variadas. Nunca es tarde cuando la dicha es buena, dice el refrán y sinceramente es una dicha muy buena, recorrer QUERIDO DIARIO:: ETTA ME GUTA (Así  se llama el blog). Lo recomiendo y los invito a darse una vuelta por el sitio para conocerla un poco más, aquellos que ya saben de ella y revelarla, los que aún no lo hicieron.
Como adelanto o incentivo para que recorran su diario querido, les presento parte de su sensibilidad; Fue lo primero que leí de ella y lo que más me impactó. Te felicito, Tanita hermosa.

"El trabajo dignifica"


"El trabajo dignifica". Y no le han mentido.
Cuando era chica no entendía la frase. Creía que trabajar era eso que hacía mi papá. Levantarse a las 7 hs, llevarnos a la escuela  e  irse a TRABAJAR. Cortar el día un ratito, para almorzar. Sentarse en el sillón diez minutos exactos, con los ojos cerrados y sentir que así recuperaba las fuerzas para seguir TRABAJANDO hasta las 8 de la noche.
No me parecía divertido... mucho menos, digno. Establecer como forma de vida, la rutina precisa e inalterable del mismo suceso, todos  los días, durante años, durante toda la vida. 
Y así sigue su vida hasta hoy. Claro, ya no nos lleva a la escuela y eso le da un bonus track de tiempo para desayunar mas relajado.

Pero ésto no es lo relevante de mi relato.
Lo que no puedo dejar de recordar, es que se levantaba silbando.
Y así trabajaba...y silbaba. Y cuando volvía a casa, no abría la puerta  con sus llaves.
Silbaba.
Y sabíamos que esa , era  la maravillosa contraseña que había establecido para reconocerlo.
Silbaba cuando cortaba el pasto. Cuando pintaba alguna pared. Cuando podaba el limonero. Cuando ordenaba su galponcito de herramientas....
Cuando trabajaba...silbaba. 

Trabajar contento es el legado. Yo no sé si tiene que ver estrictamente con la vocación, con los estudios cursados, con el intelecto, con el nivel socio-económico o con la profesión, pero seguramente trabajar lo hacía feliz.

Ya no sé si silba por las mañanas...y no me atrevo a preguntarle.
La sola idea de saber que ya no lo hace, seria tema de terapia para mí.
Mi Papá me enseñó que al trabajo se va contento. Y que trabajar haciendo lo que te gusta te pone más contento aún. Simple. No?...

Según Wikipedia, La dignidad, o «cualidad de digno», deriva del adjetivo latino dignus y se traduce por «valioso». Hace referencia al valor inherente al ser humano en cuanto ser racional, dotado de libertad y poder creador, pues las personas pueden modelar y mejorar sus vidas mediante la toma de decisiones y el ejercicio de su libertad....

Entiendo ahora, como se sentía Mi Papá.
Valioso. Libre. Creador....Digno.
Por eso silbaba.
Por eso silbo.

VIVIANA PUERTA
BREVE RESEÑA DE SU TRABAJO ARTÍSTICO
Comenzó sus estudios de actuación con Manuel González Gil y Esteban Mellino.
Realizó diversos seminarios que la nutrieron e hicieron crecer profesionalmente:
Técnicas para televisión a cargo de Alberto Ure,
Teatro con Augusto Fernándes,
Workshop con Joy Morris,
Teatro con Miguel Guerberof.
   
Estudió canto con Ida Terkyel, Gachi Leibovich y Flora Morschnik.
Actualmente está preparando un disco de tango, donde vuelca su fibra musical y talento interpretativo.
En cine, participó de “Historias mínimas” dirigida por Carlos Sorín y “Fuego Gris” de Pablo César.
Realizó espectáculos y diversas giras con comedias musicales infantiles y sus últimos trabajos en teatro fueron “Robinson Crusoe… el mar”, de Manuel González Gil y Carlos de Urquiza, junto a Nancy Anka y Celeste García Satur con dirección de Fabián Rendo y “Por qué gritan las mujeres”, escrita y dirigida por Pablo Novak.
En televisión, interpretó personajes en distintos programas como “Así son los míos”, “Stress Internacional”, “Clave de sol”, “Regalo del cielo”, “La Banda del Golden Rocket”, “Uno más uno”, “Montaña rusa”, “Nueve lunas”, “Chiquititas”, “Verano del ´98”, “Cada día te quiero más”, “Como vos y yo”, “La nocturna”, “Los médicos”, “Resistiré”, “El frijol”, “Amo de casa”, “El tiempo no para”, “Romeo y Julieta”, “Mujeres de nadie”, “Socias”, “Un año para recordar”, “Los Únicos”, “Dulce Amor” y “Sos mi hombre”.
   

2 comentarios:

  1. Yo la recuerdo. Voy a darme una vuelta por el blog. Beso!

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS Y ME ME QUEDO CORTINA D´ÄMPEZZO. Te quiero mucho tano, no se que decir...

    ResponderEliminar

DISCOGRAFÍA